EL ETERNAUTA, SEGUNDA PARTE

 

El Eternauta, segunda parte, ed.  Record

 

Guión: H. G. Oesterheld


Dibujos: Francisco Solano Lopez


Primer Lanzamiento: Revista Skorpio, Ed. Record, 1976.

 

En esta secuela, Juan Salvo, Germán , Elena y Martita son transportados al futuro (aproximadamente, unos 300 años). La Tierra esta devastada y los "Ellos" la dominan. Los únicos humanos sobrevivientes viven en cuevas, y estan muy atrasados tecnológicamente.

Juan Salvo, les ayuda a luchar contra los "Manos" y sus soldados, los "Zarpos" (seres hibridos, sin sexo, creados en laboratorio por los "ellos"). El eternauta tiene superpoderes, se transforma en un mutante (puede entender un aparato y saber su funcionamiento con solo mirarlo, puede detectar la presencia de otro ser inteligente en las cercanías y ademas, posee una fuerza sobrehumana).

 

RESUMEN DE LA SEGUNDA PARTE

Germán vuelve a su casa confundido por el repentino olvido de Juan Salvo y comienza a tener visiones de la invasión, vuelve a la casa de Juan Salvo y cuenta toda la historia del Eternauta (tratando de que Juan Salvo las recuerde) recordarle de sus aventuras.

Repentinamente vuelve a tener visiones y se desmaya. Luego cuando se esta por ir lo invitan a una partida de truco pero la partida se ve interrumpida por un silencio total. Germán piensa que es la nevada pero en realidad fueron transportados al futuro por un Ello amigo, Lucas, Polsky y Favalli desaparecen pues fueron aniquilados durante la invasión. Se dan cuenta que el lugar es un gran desierto y piensan que fue producido por la radioactividad.

Germán y Juan Salvo salen a explorar y descubren que los pocos animales que sobrevivieron evolucionaron. Ahí conocen a una jauría de perros más inteligentes de lo normal (obviamente evolucionaron) y salvan a uno de ellos, convirtiéndose en sus amigos. Más tarde los perros los salvan del ataque de un Gurbo.

Luego conocen al pueblo de las cuevas (supuestos hijos de los hombres-robots) y se enfrentan a los zarpos (unos seres híbridos, sin sexo creados por los Ellos).

Después, en las cuevas, un Mano en un tanque a vapor exige que entreguen a Germán y al Eternauta, también ordena que envíen hombres de entre veinte y veinticinco años al fuerte (centro de los invasores) para usarlos como combustible para las naves que los llevaran a su planeta de origen.

El Eternauta decide rebelarse fabricando armas y pólvora. Pero de todos modos Germán y El Eternauta se entregan al Mano. Germán intenta acabarlo utilizando la glándula del terror (glándula que los Ellos les insertan a los Manos que segregan venenos cuando estos se asustan, previniendo así que estos se rebelen) pero no puede. Germán y El Eternauta se escapan descubren que ese no era un Mano sino que era un Ello, el único. Juan Salvo se encuentra con que Elena y Martita estaban a salvo en las cuevas. Más tarde pelean un par de batallas contra tanques y zarpos y ganan. Capturan un Mano y lo interrogan. Luego el Eternauta descubre, con sus poderes mentales, que el Ello amigo que lo trajo al futuro, muere asesinado.

Juan Salvo organiza una pequeña expedición al fuerte junto a Germán, Biguá (del pueblo de las cuevas) y otros. Cuando estaban a medio camino se les aparece en frente el quiosco de música (con Mosca, Favalli y Franco, convertidos en hombres-robots, dentro) de donde el Mano controlaba a los cascarudos y a los hombres-robots. El Mano captura al Eternauta, mientras inserta el teledirector a sus compañeros, pero justo antes de que el Mano clave el teledirector a Biguá él envía al quiosco de música a la eternidad. Germán, Biguá y el Eternauta van al fuerte y descubren que el plan de los Manos es un ataque aéreo. Los tres tienen un encuentro cara a cara con el Ello y lo destruyen, aunque el Ello mató a Biguá. El Eternauta destruye el fuerte y al Ello y se dirige hacia las cuevas con alas de los zarpos para evitar la destrucción de las cuevas junto a Germán. Salvan a las cuevas pero no consiguen salvar el promontorio donde Elena y Martita se encontraban. Sin la presión de los Manos, el pueblo de las cuevas decide restablecer la civilización. Juan Salvo y Germán se les unen, pero son repentinamente transportados a otro continuum.

La aparición de la casa en el futuro

La casa de Juan Salvo, en la tierra alta

La cosmonave misteriosa

El encuentro con los sobrevivientes

El encuentro con los sobrevivientes

Los Zarpos

Los Zarpos

El pueblo de las cuevas

el pueblo de las cuevas

El avance hacia el fuerte del "ello"

El camino hacia el fuerte

 

 

volver